BIRDMAN

BIRDMAN

Una vez  alguien creador innato.
Le dio alas blancas con grises.
Eran livianas, plumosas, transparentes.
Y el deliraba esa creación al elevarse.
Miraba todo asombrado y ansioso.
Desde arriba como una postal satelital.
La ciudad, los autos, los árboles.
Los susurros.
 
Era fantástico verlo así de feliz.
Subir y bajar. Trepar y andar.
Le encantaba estar entre los árboles.
Mirar las personas su pasión.
Que pasaban y lo admiraban.
Pero yo no sabía inquietud mediante.
Si era un pájaro o un hombre.
Indescifrable diría un testigo ocasional.

En un instante ilógico, irracional, bestial.
Todo lo cegó como la noche cae en la Siberia.
La sociedad destruye en casi todos los casos.
Lo bello que deja el amor.
En un día lluvioso sin darse cuenta.
Birdman cayó en la trampa.
Colocada por paganos infieles.
Amantes de las simplicidades de las cosas.
 
Nunca más supe de él.
A veces veo siluetas en el cielo.
Y su canto particular que sopla en los oídos.
Aun flota en el viento.
Birdman podía volar o caminar.
Ser alado de ficciones remotas.
Ahora vive en las anécdotas recordables. 
Del los balbuceos a mi memoria.

 
Mae Marcelo Elías
 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s



Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: