MUERTE A LA SINCERIDAD

Perdóname…
Pero ser sincero
Es uno de mis mayores defectos.

Perdóname…
No quise herirte.
A veces no pienso.

Sabes lo que siento.
Como siempre.
Es real.
Como el sol, como la luna.

Existo.

Y mi corazón solo eso me dice
Toma mi mano.
Piensa.
En mí.

El destino quiso.
Que estemos juntos.
Siempre.
En invierno, en verano.
Mi corazón, tu corazón.

Juntos en un latido.

Y por siempre.
Caminaran juntos.
Hacia la luz.
Más allá del fin de los días.

Escúchame.
Lo siento.
No quiero ser más sincero.

Compláceme.

Lo único que siento ahora
Es una real atracción.
De dos personas.
Unidas.
Por el mismo destino

Lo afirmo.

Mae Marcelo Elías


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s



Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: