BESO INEXCUSABLE

Gustave Klimt

BESO INEXCUSABLE

La velada ha comenzado.
Esperada, soñada, planeada, inevitable.
Ellos están cenando frente a frente.
Apenas separados por una línea invisible límite entre ambos.
El frio gobernante en la noche de invierno lóbrega y escéptica.
Las mascotas de la casa habían respetado esa intimidad dejándolos solos.

Ella era circulada desde el brote por el atisbo del hombre.
Tácita también va concluyendo y cerrando conceptos.
Hipótesis parcial próxima resultante la mirada lúcida.
Las líneas dan paso a la figura ineludible de una conformación deseada.
Hay un deseo explicito con el cuerpo hermoso de la dama.
Imposible no darse cuenta avidez de un acercamiento contiguo no mostrado.

Hasta ese soplo una charla templada cambia destino.
Conocer lo más profundo del alma opuesta era el objeto.
Cuanta vehemencia próxima abrasaría las frondosidades de las pasiones.
La comida iba quedando de lado ante el progreso fonético de agitados párrafos.
Saltaban los minutos y las palabras hacia una sazón aceptada.
Provocar un embudo aprobado de ambas partes era concluyente.

Mae Marcelo Elías
(comienzo de un fragmento neosurrealista)


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s



Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: